La Agencia Tributaria incluye en sus directrices de actuación para este año el uso de ‘big data’ tras la polémica de los ‘youtubers’ que se mudan a Andorra

Hacienda estrechará el cerco sobre los contribuyentes que dicen vivir en el extranjero. Y lo hará a través de una de las tecnologías más en boga: el big data.

Así se desprende del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero 2021, cuyas directrices generales se han publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La Agencia Tributaria utilizará el tratamiento masivo de datos para comprobar que los españoles que dicen haberse ido de España de verdad tienen residencia fiscal en el extranjero.

La publicación de las directrices de la Agencia llega en plena polémica sobre el traslado de youtubers a Andorra para pagar menos impuestos.

Un ejemplo que tenemos actualmente es el caso del Rubius, que ha sido el último en anunciar que se mudará al micro estado hasta hace unos años considerado un paraíso fiscal tanto para España como para varios organismos internacionales por su secretismo bancario. Aunque el creador de contenido digital aseguró que la decisión de mudarse no tiene que ver con el dinero, también añadió que la imposición fiscal más laxa que tiene Andorra supone para él “un plus”.

Hacienda subraya que “las especiales características” de los contribuyentes más acaudalados, que más capacidad tienen y más uso hacen de la ingeniería fiscal, “requieren el uso de mecanismos de análisis sofisticado para investigar y comprender complejos entramados financieros y societarios”.

Por ello, la Agencia Tributaria ha venido desarrollando herramientas informáticas específicas, basadas en el procesamiento del big data, para “determinar el patrimonio neto de los ciudadanos, sus flujos globales de renta y sus relaciones familiares, económicas y societarias”. En otras palabras: comprobar si de verdad un contribuyente vive en el extranjero y no tiene que tributar en España.


Para cambiar la residencia fiscal no solo es necesario vivir más de 183 días (la mitad del año) en el extranjero. La normativa que regula el impuesto sobre la renta también tiene en cuenta dónde está el centro de intereses económicos relevante y operativo ―por ejemplo, la sede de la empresa donde el contribuyente sea titular, las cuentas bancarias, etcétera…―, y las relaciones familiares más cercanas.


Hacienda asegura que el resultado de las comprobaciones realizadas a través del uso masivo de datos se plasmará en el desarrollo de expedientes de comprobación que se iniciarán en 2021. “Los análisis desarrollados a través de esta nueva herramienta facilitan a la inspección tributaria la ejecución de las tareas necesarias para conocer de una forma ágil y eficiente los indicios de residencia, lo que permitirá intensificar durante este ejercicio las actuaciones de control de ciudadanos deslocalizados que dispongan de un nivel relevante de patrimonio o de renta”, aclara el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero aprobado para este año.

Fuente: el País.

Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La Agencia Tributaria incluye en sus directrices de actuación para este año el uso de big data tras la polémica de los youtubers que se mudan a Andorra
More articles
Vigilancia de los negocios menos golpeados por la crisis

Vigilancia de los negocios menos golpeados por la crisis

Mientras que sectores como el turismo o la hostelería han encajado el mayor golpe, otras actividades, muchas de ellas digitales, han resistido al vendaval e incluso han mejorado su desempeño. Y es ahí donde Hacienda quiere poner la lupa.

Contact
en_USEnglish