Vigilancia de los negocios menos golpeados por la crisis

Mientras que sectores como el turismo o la hostelería han encajado el mayor golpe, otras actividades, muchas de ellas digitales, han resistido al vendaval e incluso han mejorado su desempeño. Y es ahí donde Hacienda quiere poner la lupa.

La pandemia del coronavirus y las restricciones impuestas para limitar los contagios han superado un varapalo para la actividad económica, que sin embargo no han castigado por igual a todos los negocios. Mientras que sectores como el turismo o la hostelería han encajado el mayor golpe, otras actividades, muchas de ellas digitales, han resistido al vendaval e incluso han mejorado su desempeño. Y es ahí donde Hacienda quiere poner la lupa.

El plan de control tributario señala que la Agencia prevé evaluar “con un mayor nivel de prioridad” aquellas actividades de multinacionales y grandes empresas que han sido menos perjudicadas por la crisis desatada por la covid-19. Aunque no ofrezca una lista detallada de los sectores sobre los cuales pretende estrechar el cerco, sí menciona expresamente el negocio digital: “Especialmente en este 2021, la Agencia Tributaria prevé incrementar las actuaciones en aquellas actividades digitales que, en el contexto actual, puedan presentar un mayor riesgo tributario”.

Hacienda señala que estas comprobaciones irán dirigidas a averiguar que los gastos financieros deducidos por las sociedades que tributan como grupo sean correctos, y que se verifiquen los pagos de intereses y dividendos. Añade, además, que a lo largo de este año se llevará a cabo “un número significativo de controles multilaterales” dentro de la UE para analizar los pagos intragrupo por cesión de intangibles, y se finalizará el desarrollo del nuevo sistema automatizado de análisis de riesgos en precios de transferencia, que se verá reforzado gracias a la implementación de la directiva DAC 6 que obliga a los intermediarios a informar sobre la planificación fiscal agresiva.

Asimismo, la Agencia Tributaria reforzará en 2021 las medidas para controlar la actividad realizada a través del comercio electrónico, que ha vivido un empujón desde la declaración del primer estado de alarma en marzo del año pasado. En este sentido, Hacienda señala que la tasa Google puede ayudar a determinar el alcance real de la actividad de las grandes plataformas digitales. Este impuesto, que entró en vigor el pasado 16 de enero, carece aún del desarrollo normativo para que de facto sea recaudado. Por ello, el gobierno ha decidido aplazar al segundo trimestre la primera liquidación.

Ello no debe impedir que se continúe efectuando la revisión del cumplimiento de las obligaciones fiscales del conjunto de los contribuyentes”, puntualiza el documento, “bien porque individualmente hayan logrado mantener su situación económica con mejor éxito que sus directos competidores, bien porque los riesgos antiguos que arrastran aconsejan la realización de las actuaciones de comprobación”.

CONTROL DE LAS CRIPTOMONEDAS

También las criptomonedas han vivido un auge durante el año de la pandemia, con el bitcoin marcando cotización récord. Ante este panorama, el plan de control de la Agencia Tributaria recoge un apartado dirigido a las divisas virtuales, en el cual advierte que prevé reforzar el control sobre las operaciones realizadas con ellas, incorporando información al modelo de bienes y derechos en el exterior y estableciendo una obligación informativa autónoma sobre criptomonedas. El documento, además, señala que la información obtenida será sistematizada y analizada ―también para las actuaciones de control contra el tráfico y comercio de todo tipo de bienes ilícitos― y se potenciará la cooperación internacional.

Fuente: el país.

Partager
Partager sur !trpst#/trp-gettext>
Partager sur !trpst#/trp-gettext>
Partager sur !trpst#/trp-gettext>
Partager sur !trpst#/trp-gettext>
Vigilancia de los negocios menos golpeados por la crisis
Plus d'articles
Contacter
fr_FRFrench